Que no acabe la pasión

QUE NO ACABE LA PASIÓN

Hola Amigos de Da Magazine, Nada preocupa más a las parejas que la temida rutina, que separa, que aburre, que hace que muera la pasión. Aunque es verdad que nunca somos los mismos, que no siempre tenemos ganas, que hay etapas de la vida en las que los niveles de deseo bajan y no debemos angustiarnos por ello, también es cierto que cuando la rutina se vuelve cosa de todos los días, es ahí donde comenzamos a entrar en la zona de peligro.
Para evitar que esto nos suceda, te doy 5 puntos que no debes olvidar:
1.- Conócete a ti mismo, a ti misma, y conoce a tu pareja. Hablen de las cosas que les gustan, de los deseos, de las fantasías, de las cosas que les gustaría hacer. Y también hablen de lo que no desean, lo que no les gusta, lo que han vivido en el pasado y no fue grato. Hablen con sinceridad. Ningún tema debería estar prohibido entre ustedes.
2.- Limen asperezas. Si hay conflictos no resueltos entre ustedes, no habrá ni comunicación, ni confianza, ni lealtad, ni nada. Los resentimientos separan. Así que saca eso que te tienes guardado bajo la manga y háblalo de una vez, antes de que se vuelva en su contra.
3.- Cada uno tenemos nuestros límites. Pero, los prejuicios se eliminan con conocimiento. Antes de decir “no”, o antes de asustarte o juzgar a tu pareja cuando te propone hacer algo novedoso, experimentar con cosas distintas, piensa, que todo vale la pena ser valorado. Indaga. Averigua. No te dejes llevar por “lo que se dice” de eso que te propone… Una vez que averigües y te informes, entonces, decide.
4.- Eviten compararse. Tanto con otras parejas, como con parejas anteriores. Cada pareja y cada persona tienen un potencial sexual y erótico distinto. Y la magia de la construcción de una pareja, radica en ese descubrimiento. Único. Incomparable. Y cuando comparamos, nos perdemos. Y corremos el riesgo de descalificar a nuestra pareja y a nuestra relación de forma injusta. Así que eviten hacerlo.
5.- Diviértanse. Una de mis frases, que comparto mucho en mis conferencias y talleres, es: “La sexualidad es algo tan serio, que deberíamos dejar de tomárnoslo tan en serio”. ¿A qué me refiero con esto? A que a veces nos estresamos, preocupamos y dramatizamos de más. Sin sentido. Queremos que todo sea perfecto. Y se nos olvida divertirnos. Como cuando jugabas siendo niño. Sin prejuicios. Sin vergüenza. Sin miedos. Sin condicionamientos. Sin etiquetas. Sin requisitos tontos que solo estresan y pueden bajar nuestra autoestima y la de nuestra pareja.
Recuerda que caer en la rutina, depende de ambos, de los dos. No es solamente responsabilidad de uno de los dos. Y que lo que nos salva y nos ayuda a negociar y comprender, es el amor.
Te invito a seguirme en Facebook como: Eugenia Flo
Y mi correo electrónico eugeniasexologa@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *